4/12/15

Reseña | 1984 - George Orwell

» Título: 1984
» Título original: Nineteen Eighty-Four
» Autor: George Orwell
» Editorial: Debolsillo
» Género: Narrativa contemporánea, Distopía, Ciencia Ficción
» Año: 1949 / Edición: 2013
» Encuadernación: Tapa blanda
» Nº Páginas: 352 páginas
» ISBN: 9788499890944
» Precio: 7'95 €

Puntuación
En el año 1984 Londres es una ciudad lúgubre en la que la Policía del Pensamiento controla de forma asfixiante la vida de los ciudadanos. Winston Smith es un peón de este engranaje perverso, su cometido es reescribir la historia para adaptarla a lo que el Partido considera la versión oficial de los hechos, hasta que un día decide replantearse la verdad del sistema que los gobierna y somete de forma dictatorial.


Reseña:

Después de un estrepitoso parón de reseñas en noviembre, ¡vuelvo con fuerza! Os voy a hablar sobre un libro que he leído para un trabajo universitario. Me ha venido de perlas, porque era uno de esos títulos que están en tu lista de "leer antes de morir" pero que, por unas cosas y otras, nunca sale de ahí. Así que de esta forma me he obligado ha leerlo y a continuación compartiré con vosotros mis impresiones, que no podrían ser mejores.

1984 es la madre de las distopías y de la ciencia ficción. Para muchos, el libro de referencia  de un género muy de moda en la actualidad, sobre todo entre los jóvenes. La lectura de 1984 ha sido apasionante, absorbente y, además, muy didáctica, de una forma verdaderamente gratificante. El mundo que propone George Orwell está ideado, planificado y detallado a la perfección. Es sorprendente su capacidad premonitoria, ya que resulta imposible no encontrar muchos de los aspectos de la trama en nuestro propio mundo e incluso en nuestro país. Aunque está escrito en 1949, no podría ser más actual. No penséis en un clásico como algo aburrido o latoso para leer, 1984 es adictivo y, cuando lo terminéis, os hará reflexionar sobre muchos temas.

Debido al carácter de la trama, no puedo hacer un análisis como es debido sin colaros todo tipo de spoilers, y creo que una de las mayores riquezas de esta historia es cómo se lleva a cabo su evolución, el suspense, los misterios que acoge y los sucesos inesperados. Así que nos centraremos en el universo que construye George Orwell, en la narración y en la relación de la Historia con este libro. Sin embargo, si os gustaría que escribiese un análisis aparte sobre los aspectos más complejos de la trama, no dudéis en decírmelo y haré otra entrada sobre eso con mucho gusto. 


EL UNIVERSO DE 1984

El escenario que George Orwell ha representado en 1984 es fascinante. La estructura del mundo, el nuevo orden social y la forma de vida cotidiana y el gobierno establecido, con una organización detallada y calculada resultan apasionantes. La historia sucede en el año 1984, en un Londres futurista, gravemente afectado y degenerado por las continuas (y las pasadas) guerras contra las dos superpotencias a las que se enfrenta el estado al que pertenece, llamado Oceanía.

El mundo está dividido en tres superpotencias hostiles entre sí y que se disputan el resto de territorios sin gobernar.

  • 1. Oceanía, está gobernado por el Socing (acrónimo de Socialismo inglés). Oceanía está formada por Reino Unido, Irlanda, Australia, Nueva Zelanda, el sur de África y todo el continente americano. Aquí es donde se lleva a cabo la trama y de donde procede el protagonista de la misma, Winston Smith.
  • 2. Eurasia, gobernada por el neobolchevismo. Eurasia está formada por la Unión Soviética (incluida la parte asiática) y Europa (a excepción de Islandia, Reino Unido e Irlanda).
  • 3. Estasia, donde impera el término chino de la "adoración a la muerte" o la "desaparición del yo", según describen en la historia. Está formada por China, Japón y Corea.



En Oceanía, como ya hemos mencionado, gobierna el Socing, que es el nombre del Partido en nuevalengua (un idioma que crea Orwell), el gobernante del Estado totalitario de Oceanía. Su líder es el Hermano Mayor, la máxima representación de los ideales del Partido Único, el guardián y el protector omnipresente de la sociedad. A través de pancartas y carteles repartidos por todas partes en los que se muestra su rostro y la frase “El Hermano Mayor vela por ti”, se presenta como el vigilante sin descanso de todas las acciones y actividades que realiza la población. El Hermano Mayor es una figura esencial en 1984, pero no un personaje como tal ya que, según da a entender Orwell, no es una persona real, sino un icono propagandístico. Aunque esto no parece quedar del todo claro.


El lema del Partido es “La guerra es paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza”. El Socing fue quién inició la Revolución para reemplazar al anterior sistema capitalista por el socialismo. Sin embargo, terminó por establecer un régimen totalitario devastador. El principal y único fin del Partido es permanecer en el poder sin importar qué deba hacer para ello.

"La libertad consiste en poder decir que dos y dos son cuatro. Admitido eso, se deduce todo lo demás".

El Socing está dividido en cuatro ministerios:

  • 1. El Ministerio del Amor, el encargado de castigar, torturar y reeducar a los miembros del Partido disidentes. 
  • 2. El Ministerio de la Paz, responsable de los asuntos relacionados con la guerra. 
  • 3. El Ministerio de la Abundancia, que trata todo aquello relacionado con la economía. 
  • 4. El Ministerio de la Verdad, el encargado de falsificar, manipular y destruir documentos. Este último es posiblemente el más importante, sigue a raja tabla el ideal del Partido: “Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado”.

La sociedad de Oceanía está organizada jerárquicamente en tres grupos: en primer lugar se encuentra el Hermano Mayor, después los miembros del Partido Interior (los dirigentes), los miembros del Partido Exterior (al que pertenece nuestro protagonista y que se compone de trabajadores) y, finalmente, el proletariado, que representa la gran mayoría de la población, son el campesinado, una masa que el Socing mantiene pobre y entretenida para que no pueda ni quiera rebelarse. Fuera de esta sociedad están los contrarrevolucionarios, liderados por Goldstein y organizados mediante la asociación la Hermandad.


El Partido que gobierna el estado totalitario de 1984 está caracterizado por la represión en todo tipo de sentidos. En primer lugar, se produce una restricción de productos básicos, hay un estricto racionamiento permanente que, en ocasiones, llega a afectar a los productos más básicos y de primera necesidad. En segundo lugar se coartan las libertades, la población debe limitarse a su horario de trabajo y a realizar las actividades programadas por las asociaciones del gobierno, como las de la Liga Juvenil para los más jóvenes. Cualquier conducta que se salga de esa norma es considerada como sospechosa. Por otro lado, la intimidad se ve permanentemente violada, por todas partes (incluso en las casas) hay micrófonos, telepantallas siempre encendidas y todo tipo de mecanismos de vigilancia. La propaganda y los carteles del Hermano Mayor presentes en todas partes son otro tipo de represión. Finalmente, la última de las limitaciones es el rechazo al amor, como sentimiento de atracción o de cariño entre dos personas. Se inculca en los jóvenes, sobre todo en mujeres, a través de la Liga Juvenil Antisexo, que el deseo sexual debe ser reprimido por completo. El acto sexual sólo debe llevarse a cabo por el simple hecho de reproducirse y nada más. 

"Quien controla el presente controla el pasado y quien controla el pasado controlará el futuro".


NARRACIÓN & PERSONAJES

Los personajes están perfectamente perfilados, maduros, ricos en matices y con los que es posible empatizar y meterse en la historia de lleno. El desarrollo de sus pensamientos e ideales durante toda la historia es claro, determinante y fascinante para el lector. Impera el realismo en la conducta humana (teniendo en cuenta la situación de cada personaje). Las conversaciones son frescas y vivaces, aunque conforme se avanza en la historia, sobre todo cuando se llega al final, se vuelven mucho más intensas y complejas. 

La narración tiene mucho ritmo y es muy ágil. Resulta tremendamente fácil engancharse con la lectura y devorar páginas. Aunque esta agilidad va disminuyendo conforme los diálogos van adquiriendo complejidad, como sucede en la tercera parte del libro, donde la concentración y la lectura más pausada no se pueden ignorar.

La ambientación también representa un papel importante en la trama y cumple perfectamente su función de situar al lector e introducirlo en la trama y en el escenario donde se lleva a cabo la acción. Los detalles en las descripciones, a la vez con un toque de simplificación, permiten imaginar al momento aquello que el autor nos quiere hacer ver.

Otro punto a destacar es la posibilidad de reconocer y entender a simple vista todas las características que fundamentan un régimen totalitario y que se presentan en la trama; el uso de la Historia como motor para situar y desarrollar la acción es emocionante. Los diferentes puntos de vista, que van desde el pensamiento contrario de Winston, pasando por la pasividad de la prole y finalizando en la lealtad absoluta al Partido aportan gran riqueza a la historia.


RELACIÓN ENTRE LA HISTORIA Y 1984

Como hemos mencionado, 1984 tiene una fuerte y clara relación con la Historia, siendo representación de ideologías políticas (totalitarismos) y figuras que existieron. En primer lugar, resulta imposible atender a la descripción del Hermano Mayor y no pensar automáticamente en Stalin, como resulta evidente. El Hermano Mayor es una representación clara, un paralelismo, del culto que existía al presidente de la URSS, además de por su similitud física. También se representa la equivalencia entre Goldstein, el enemigo del pueblo, y Trotski, el revolucionario ruso. 

Los Dos Minutos de Odio de la historia parecen inspirados en la persecución a la política de Trotski por la URSS; también podría estar inspirada en la política antisemita nazi, sólo que enfocada a la figura contrarrevolucionaria, ya que durante la historia no se atisba ningún sentimiento xenófobo.

Una inspiración posible con respecto a la división del mundo de 1984, partido entre Oceanía, Eurasia y Esteasia parece ser la Conferencia de Teherán, que fue la primera cumbre Aliada de la Segunda Guerra Mundial, a la que asistieron Roosevelt, Churchill y Stalin y fue celebrada en 1943. Una de las cuestiones fundamentales a tratar de la misma fue la forma de dividir la Alemania nazi después de su derrota, además de quién se haría cargo de Polonia. De esta forma, George Orwell imagina la ocupación de un país abatido que pasa a convertirse en un mundo derrotado.

Los debates sobre la posible conquista del poder de Rusia como centro global influyeron en Orwell, que consideraba de forma crítica estos planteamientos. Así Japón se convirtió en Esteasia, Rusia en el centro que controla Eurasia y, por otro lado, la alianza angloamericana que es Oceanía, donde está ambientada la trama de 1984, en la que Londres sigue siendo la misma ciudad sobria de posguerra. Todas las cadencias que sufre Winston son reflejo de la situación que por aquel entonces pasaban los ingleses

El régimen del Hermano Mayor presenta todos los rasgos esenciales del fascismo: el dictador como figura carismática y de culto, control absoluto sobre el comportamiento y el pensamiento a través del papel fundamental de la propaganda (omnipotencia del estado). Total lealtad al gobierno a través del terror, la ideología de carácter revolucionario, la eliminación de la democracia y el partido único. El monopolio de la información a través de la censura, la manipulación y las consignas. Y una agresividad total contra el exterior. Pero hay un elemento ausente y es la hostilidad racial, algo que, en los fascismos de la época de Orwell, era característico. 


Sin embargo, hay un aspecto que tiene una fuerte presencia en la historia y es la falsificación y la manipulación del pasado, de la que se encarga Winston en el Ministerio de la Verdad. Esta práctica era habitual en la URSS.  

El continuo ir y venir de las alianzas entre las tres superpotencias, Oceanía, Eurasia y Esteasia, parece una parodia del Pacto Molotov-Ribbentrop, que estableció una alianza entre la Unión Soviética y la Alemania nazi. Un pacto que se vio roto por el ataque sorpresa de los alemanes, la Operación Barbarroja. Antes de la afrenta, los rusos fueron enseñados a defender a los nazis y enfrentarse contra el bando aliado. Sin embargo, tras el ataque se invirtió la situación.

Firma del Pacto Molotov-Ribbentrop
Hay varios detalles a lo largo de la trama que hacen referencia a hechos reales de la Historia. Por ejemplo, la “V” del emblema del Socing (acrónimo del Socialismo ingles), que fue utilizada por los aliados en la Segunda Guerra Mundial en propaganda. Por otro lado, las bombas voladoras son una representación de las bombas V-1 y V-2 alemanas. El uniforme azul de los miembros del Partido Exterior, como Winston y Julia, y el negro del Partido Interior, que viste O’Brien, son una referencia a los usados por los miembros de la Falange Española y por los de las SS alemanas, respectivamente.


Puntuación

En definitiva, 1984 es un libro que me ha fascinado, he disfrutado muchísimo con él, en parte porque me entusiasman las distopías y porque era un clásico que tenía pendiente de leer desde hacía tiempo. La historia me ha parecido absorbente y más aun teniendo la oportunidad de reconocer y apreciar el paralelismo con la Historia. Los personajes perfilados y maduros, los diálogos para el recuerdo y la forma en que suceden los hechos merecen, sin duda, un 10/10.


Sobre el autor:

1984 es un clásico de la literatura, al igual que su autor. Es posible que el nombre de Eric Arthur Black no suene muy familiar a la mayoría, pero George Orwell, seudónimo por el que es conocido, no necesita apenas presentación. Nació en 1904 en el seno de una familia de clase media, en Motihari, en la India británica; y murió en la otra punta del globo en 1950, en Londres. George Orwell fue una de las figuras más brillantes del siglo XX.  Novelista, ensayista y cronista, en cuyas obras, de lectura imprescindible, vertió toda la experiencia que le otorgó su polifacética vida. Primero estudió con una beca exclusiva en el colegio de Eton, más tarde sirvió como policía imperial en ultramar en Birmania. A su vuelta a Europa, trabajó como lavaplatos en Paris y como librero en Londres, donde se inspiró para escribir sobre la clase obrera inglesa y la explotación. También vivió la Guerra Civil española combatiendo contra el fascismo, experiencia que reflejó en su obra Homenaje a Cataluña. Durante la Segunda Guerra Mundial colaboró en la BBC y en el Tribune y el Observer se consagró como uno de los mejores prosistas en lengua inglesa. Escribió su conocidísima fábula, Rebelión en la granja, sobre las perversiones del socialismo en 1945. A pesar de morir de forma temprana, George Orwell es considerado como la conciencia de una generación, siendo una de las mentes más lúcidas que han lidiado contra los totalitarismos. 



¿Qué os ha parecido el libro? ¿Lo habías leído? 
Si lo habéis hecho espero recibir vuestras opiniones en los comentarios. 
¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

  1. ¡Hola!
    La reseña está tan bien hecha que te da ganas de leerlo, yo no me lo leí pero con tanta puntuación que le pusiste me lo apunto.
    Y yo también participo en la iniciativa Seamos Seguidores, yo te sigo :)
    Mi blog es ysiseacabanloslibros.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué gran reseña y síntesis de 1984! Me ha encantado. A mí me fascinó también y su influencia en la literatura actual es innegable.
    Un saludo! :)

    ResponderEliminar
  3. Es mi libro favorito ^^

    Comparto un audiolibro de 1984. Espero que os guste y os ayude a atreveros con este gran libro.

    https://www.youtube.com/watch?v=sQcg-ovV740

    Como anteriormente fue suprimido estará siempre disponible en mi blog: http://losupeencuantotevi.blogspot.com.es/2016/09/1984-de-george-orwell.html

    Un saludo :)

    ResponderEliminar