Últimas reseñas
Ready Player One
❤❤❤❤
La hermana perla
❤❤❤❤
Reino de ladrones
❤❤❤❤❤
La ira y el amanecer
❤❤❤❤❤
Vértigo
❤❤❤❤
El silencio de la ciudad blanca
❤❤❤❤
El guerrero a la sombra del cerezo
❤❤❤❤❤
Todo lo que dejamos atrás
❤❤❤❤❤

19/12/17

Reseña | El abismo - Neal Shusterman

» Título: El abismo
» Título original: Challenger Deep
» Autor: Neal Shusterman
» Editorial: Anaya
» Género: Juvenil
» Año: 2015  / Edición: 2017
» Encuadernación: Tapa blanda
» Nº Páginas: 408 páginas
» ISBN: 9788469833735
» Precio: 16'00 €
» Comprar: Amazon

Puntuación
Caden Bosch viaja en un barco que lo lleva al punto más profundo de la Tierra: el abismo Challenger, en la fosa de las Marianas. Pero al mismo tiempo, Caden Bosch es un alumno brillante de secundaria que ya no se comporta como los demás. Algo está cambiando en su cabeza. Caden es dos personas a la vez. Sus antiguos amigos creen que se ha vuelto loco. Y debe viajar al rincón más hondo de su mente, cueste lo que cueste... para salir a flote.



Reseña:

Por norma general, los libros que tratan temas como el de las enfermedades mentales suelen captar mi atención al momento, especialmente si se trata de literatura juvenil, como es este caso. Aunque ya conocía algunos detalles de los que os hablaré más adelante (no es spoiler, ni mucho menos), me ha impresionado y sorprendido cómo ha tratado el autor esta historia tan real y cruda; y tan cercana para él. Os presento una de mis mejores lectura del año. TENÉIS QUE LEERLA.

Caden Bosch es un chico de quince años que está viviendo una doble vida. Por un lado, es un aplicado estudiante que vive con sus padres y que adora jugar a juegos de rol con sus amigos. Pero, a su vez, es el artista encargado de ilustrar el diario de viaje de un barco que se dirige al abismo Challenger, el punto más profundo del mundo en la fosa de las Marianas, para desempeñar la misión más importante de su vida.

Una de las ilustraciones del interior del libro
"¿Cómo es posible esto?", pensaréis. La clave reside en la brillante estructura narrativa que nos brinda Neal Shusterman en El abismo. Se trata de una construcción caótica que responde de forma directa a ese viaje que Caden está atravesando en el momento en el que en él comienza a despertar una enfermedad mental. Con ella, el autor consigue arrastrar al lector a la confusión que está padeciendo el propio Caden, a través de una sensación opresiva y asfixiante.

Cuando el lector se adentre en los primeros capítulos del libro no podrá identificar la relación entre esas dos historias que se le presentan pues, aparentemente, no tienen un nexo de unión, no se tienen datos de su línea temporal, no hay manera de saber por dónde van los tiros. Esto es justo lo que Shusterman quiere conseguir gracias a esa narración errática que hace que el lector se introduzca en la mente del protagonista (igual de perdido que el que lee sus desvaríos).


Poco a poco todo se aclarará conforme Caden vaya siendo consciente de que está cambiando y le están pasando cosas que denotan que hay algo más detrás de su repentina obsesión por el hecho de que un chico de su instituto, con el que nunca ha tenido trato, está –supuestamente– interesado en matarle. En definitiva, la novela muestra su viaje, tanto en su vertiente más metafórica como real, hacia la locura y los más recónditos lugares de la mente humana –y enferma–, capaz de crear tanta belleza como horror y pesadilla.

El abismo es una novela muy dura que maneja el tema de las enfermedades mentales desde una perspectiva inmersiva y sin tabúes, de hecho, su principal objetivo es acabar con ellos con un enfoque que busca la empatía, la unidad y el apoyo; y un final que llama a la esperanza. Especialmente en una sociedad en la que millones de personas las padecen en todo el mundo, solo en Estados Unidos se ven afectadas una de cada tres familias, como detalla Shusterman en la nota que adjunta al final del relato (a la que volveremos más adelante).

Otra de las ilustraciones creados por el hijo del autor

Es una obra íntima, personal, en la que el autor se arriesga con todo, buena muestra de ello es este peculiar estilo narrativo, que puede desconcertar al común de los lectores. Pero que pronto acaba por hacer relucir su verdadero sentido y desembocar en un desenlace en el que todo adquiere una conexión y un significado. Sin duda, es lo que permite desarrollar al personaje de Caden, pues él mismo –el interior de su mente– es la narración, y se hace más evidente conforme va perdiendo el control.

Con respecto a esto, no se puede obviar un elemento que no solo refuerza toda esa construcción del esquema de la narración, del personaje y de la historia en sí misma, se trata de las ilustraciones que recorren las páginas de la novela y que fueron creadas ni más ni menos que por Brendan, el hijo de Neal Shusterman, que tuvo que afrontar, con el apoyo de su familia, un viaje muy similar al de Caden.

"Yo contemplé cómo un ser amado viajaba a las profundidades, y me vi incapaz de detener su caída. Con ayuda de mi hijo, he intentado captar cómo fue esa caída. (...) Nuestra esperanza es que "El abismo" reconforte a los que han estado allí, haciéndoles comprender que no están solos. También esperamos que ayude a otros a empatizar, y a comprender cómo es eso de navegar en las oscuras e imprevisibles aguas de la enfermedad mental. Y que cuando el abismo mire dentro de ti, que lo hará, puedas devolverle la mirada con valentía".
Neal Shusterman (Nota del Autor)


La obra, ganadora del Premio Nacional de Literatura Juvenil en Estados Unidos de 2015, es una compleja apuesta del autor con la intención de eliminar esa naturaleza tabú que engloba a las enfermedades mentales, que sus afectados no se sientan solos, ni señalados, ni avergonzados, ni etiquetados. Y, sobre todo, que sepan que hay esperanza. Para ello, el autor nos presenta la realidad de estas enfermedades tal cual es, sin medias tintas, sin suavizar su crudeza.


"A los chicos muertos se los coloca sobre pedestales, mientras que a los chicos con una enfermedad mental se los esconde bajo la alfombra".
Neal Shusterman

Puntuación
El abismo es una novela cruda y realista que pretende introducir al lector en la mente de un chico de quince años en pleno descenso provocado por la enfermedad mental que padece, todo ello a través de una brillante narración de naturaleza caótica que vertebra la excelente construcción del personaje, la historia y las sensaciones. Una historia repleta de luz y oscuridad, como la mente del propio protagonista, que busca eliminar la estigmatización de este tipo de enfermedades, normalizar su trato y brindar un mensaje de esperanza a todos los afectados y a sus familias. Una novela valiente, abrumadora y poderosa que absolutamente todo el mundo debería leer.


Sobre el autor:

Neal Shusterman (Brooklyn, Nueva York, 1962) es un escritor estadounidense dedicado principalmente a la narrativa juvenil. A los 16 años se trasladó con su familia a México donde estudió en un instituto americano de México D.C.. Posteriormente, sacó una doble licenciatura en la Universidad de California, en Irvine, en Psicología y Teatro. En la universidad, escribió una columna humorística que tuvo un gran éxito. 
Al año de graduarse consiguió un contrato para su primer libro y para escribir un guión de cine. Desde entonces, se ha convertido en escritor y guionista de cine y televisión de gran éxito. Conocido por libros como la saga de Desconexión o Siega.


¿Qué os ha parecido el libro? ¿Lo habías leído? 
Si lo habéis hecho espero recibir vuestras opiniones en los comentarios. 
¡Hasta la próxima!

11 comentarios:

  1. ¡Hola! Lo leí hace unos meses y también se convirtió en una de mis mejores lecturas de este año. La estructura narrativa y la manera como el autor consigue confundirnos y luego juntar estas historias me pareció brillante y solo puedo decir que me gustó demasiado. Me alegra que a ti también.

    Un beso n.n

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! woow, conocía el libro pero no sabía muy bien de qué se trataba. Me llamó mucho la atención y me alegra que te haya gustado mucho. Obviamente me animaré a leerlo
    Besos <3

    ResponderEliminar
  3. Jolines que intenso, me imagino que debe ser un libro duro además de muy interesante, me has dejado soprendiía... Lo voy a buscar aunque ahora si que todo esto ya lo dejo para el próximo año.
    Un bes🖤

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola bonita!
    Me acabas de dejar completamente fascinada con esta reseña. No conocía el libro y nunca he leído nada del autor, pero con este título me han dado unas ganas terribles de devorarlo. Me lo apunto como futura lectura para este 2018! El tema que toca me llama mucho la atención y creo que todos deberíamos leer cosas así y ponernos en el lugar de las personas que sufren estas enfermedades, para poder empatizar un poco más con ellos.

    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  5. Hola, qué bien que te haya gustado esta novela. Descubrí a Neal Shusterman con Desconexión y estoy deseando repetir con él. Otro motivo que me anima con su lectura es el hecho de que la historia sea tan personal. Gracias por compartir :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Me alegra que te gustara, la verdad es que yo no lo conocía pero lo que cuentas me ha llamado la atención. A parte de tocar un tema que siempre me ha dado interés, me gusta que el autor lo toque de una manera dura y sin tabúes, algo que se agradece porque hoy en día, hay tantos libros así que uno no termina ni entendiendo de que va la enfermedad. Espero leerlo pronto, porque ya le tengo ganas. Gracias por la recomendación.

    Saludos ♥

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, Alex! Desde que en una ocasión compartiste en tu blog que querías leer este libro no lo he quitado de mi lista de por leer, desafortunadamente no lo he leído, pero lo pondré en mis primeras lecturas del siguiente año porque realmente estoy muy interesada en El abismo, igual que a ti, los libros sobre enfermedades mentales me llaman muchísimo la atención. Gracias por la reseña :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. No conocía el libro pero me ha parecido muy interesante. Estudié la carrera de Psicología así que estas cosas me llaman bastante, sobretodo para ver como lo están enfocando. La verdad es que el autor tiene razón, la enfermedad mental es muy tabú y parece que es algo malo y que hay que ocultar cuando lo que es necesario es buscar ayuda y afrontarla. A una compañera de carrera le han llegado a decir niños que ha tratado (que tenían ansiedad, una de las enfermedades más comunes en nuestra sociedad de hoy en día) que no querían ir más porque "ellos no están locos" :/ cosas que seguro que escuchan en el colegio... así que libros como estos son bastante buenos para que la gente sea consciente de lo que es una enfermedad mental.

    ResponderEliminar
  9. Hola, preciosa. Qué bueno haber leído tu reseña, porque este probablemente me lo hubiera salteado. No por el autor, al que ya he leído y que me ha gustado, sino porque no me llamaba taanto. Y mirá, ahora creo que lo necesito jajaja.
    Un abrazo enorme, bella.

    ResponderEliminar
  10. soy nueva seguidora gracias a la iniciativa! espero haberlo hecho todo bien! un abrazo y nos leemos!
    besitos!

    por ciero gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. p.d: Que esta noche, las estrellas crucen vuestro corazón y la felicidad irrumpa como una melodía salvaje para que el resto del año estéis pletóricos de alegrías.

      FELIZ NAVIDAD y FELIZ AÑO
      besitos

      Eliminar